Si no puedo bailar no quiero ser parte de tu revolución

Emma Goldman, la mujer más peligrosa del mundo, siempre comprendió, incluso en contra de sus propios compañeros, que el proyecto de una sociedad anarquista iba de la mano de la emancipación de la mujer y fue una de las primeras en luchar por la autonomía de la mujer sobre su propio cuerpo y vida (el control de natalidad, la moral, la...
Loading...